Jump to content

Buscar en la comunidad

Mostrando resultados para las etiquetas 'shadow of the colossus'.

  • Buscar por etiquetas

    Escribe las etiquetas separadas por comas.
  • Buscar por autor

Tipo de contenido


Foros

  • Pueblo Paleta
    • Discusión General
  • ¡Todo sobre videojuegos!
    • Xbox
    • PlayStation
    • Nintendo
    • PC Gaming
    • Móvil

Blogs

  • VIDEOJUEGOS: LA RUTA DIVERGENTE DE UNA INDUSTRIA
  • Un poco de todo
  • Recomendaciones de Juegos Semanales de Stanos
  • De Fan A Fan
  • Jose Rafael Cordero Sánchez 2020 +Plus
  • El Juego que emociono, no sorprendió y nadie extraño.
  • Desnemascarando a Quake
  • Abriendo un capítulo oscuro en la historia de la página
  • 21
  • Crea tu propio mundo de Jurassic Park con ARK: Survival Evolved
  • ARK Survival Evolved: ¡Peligro! Cuidado con los Ichthy
  • ARK Survival Evolved: Volá a nuevas alturas, Conoce al Pteranodon
  • ARK: Survival Evolved
  • ARK: Survival Evolved - Fan

Encontrar resultados en...

Encontrar resultados que contengan...


Fecha creación

  • Inicio

    Fin


Última actualización

  • Inicio

    Fin


Filtrar por número de...

Ingreso

  • Inicio

    Fin


Grupo


About Me

Encontrado 1 resultado

  1. Lo que me disgusta de este texto es que no profundicé más en mis quejas con el control y que tardo en hablar del juego por querer criticar a la industria y a la comunidad gamer. 4/Mar/2020. Shadow of the Colossus Desarrolladora: Team ICO. Director: Fumito Ueda. Compositor: Kō Ōtani. Disponible en PS2 (original), PS3 (remaster), PS4 (remake) y PS5 (retrocompatible). Encargados del remake: Bluepoint Games. Precio regular del remake en la PS Store: $19.99 dólares. Hold R2: T H E G A M E >Reproduces el juego. >Comienza una cinemática. >Está un poco extensa. >Entiendes que el objetivo del juego es matar a 16 colosos para revivir a una doncella porque una voz que habla del cielo en una lengua extraña te lo dijo. >OK. >Ahora que el juego te da libertad para moverte sientes que el héroe y el caballo se controlan un poco extraño. >Controles de muñeco de trapo has joined the server. >No suena ninguna clase de música. Aún. >Descubres que no es necesario mantener el stick izquierdo hacia delante para que Agro avance; con que pulses triángulo un par de veces el caballo irá hacia donde mire. >El mundo es inhóspito y desolado. >No hay enemigos, NPCs o marcadores en el mapa. >Con R1 alzas tu espada mágica que a la luz del Sol emite un haz que te indica la dirección en la que se encuentra el coloso. >Cabalgas siguiendo el haz. >Llegas a tu destino. >Una breve cinemática presenta al coloso a vencer. >Es una criatura enorme. >Una música tranquila y hasta melancólica resuena en el valle. >A pesar de que hayas ingresado a sus dominios con motivos hostiles el titán ni se inmuta. >Te acercas y sus pisadas te hacen perder el equilibrio. >Tardas una eternidad en levantarte de nuevo. >Ahora que la criatura ha notado tu existencia te trata como un mosquito u hormiga que ha perturbado su día. >El coloso se muestra imponente. Tu arco y espada no le infligen daño alguno. >¿Cómo chingados voy a matar a esta madre? >Vuelves a presentar tu espada al astro rey y el haz delata los puntos débiles de tu próxima víctima. >La cabeza. >¿Cómo chingados voy a subir a la cabeza? >Descubres que es posible escalar por el pelaje de una pierna del coloso a una herida que tiene atrás de la rodilla. >El filo de tu espada por fin se mancha de sangre. >La criatura reacciona con disgusto y se hinca para recuperarse. >Notas que ahora puedes subir hasta su cráneo mientras se encuentre en esa posición. >Has resuelto el puzzle. >La música cambia. >Una melodía épica con el poder de inspirar al más grande de los genios, saciar de valor al más grande de los guerreros y embriagar de esperanza al alma más desesperada de la faz de la Tierra bendice tus tímpanos. >Yep. This is the real shit. «[Shadow of the Colossus] fue el primer juego que viste que era más que ir por ahí y matar cosas aunque el juego desde luego iba de ir por ahí y matar cosas pero con estilo.» —Joseju, 2019. En los primeros años de la octava generación de consolas era común que los gamers, esclavos de una marca, nombraran a las consolas con apodos despectivos. El RIP U molestaba a los niños pikachu también conocidos como ntards, ya ni me acuerdo los demás alias de Juanito que los fanboys de Microsuave no soportaban leer pero siempre recordaré como los sonyers que obviamente todos eran gays y amaban introducirse sus PS Move en el ano cuando participaban en sus múltiples orgías de adoración a la marca porque claramente los insultos homofóbicos y machistas son inseparables de la cultura gamer latinoamericana machacaban su teclado hasta el cansancio para desmentir el mito de la PortStation 4. Explico: Cuando se lanza al mercado una nueva caja con circuitos adentro que puede reproducir jueguitos la gente exige motivos para comprar esa caja y no existe mejor motivo para comprar una caja de esas que los jueguitos que puedes jugar con ella. Por eso los exclusivos de cada consola son importantes. Esos jueguitos vende-consolas, killer apps para los anglosajones, no abundaban en los albores de la octava generación porque todavía estaban en desarrollo. ¿Cómo combatió Sony este problema en el joven catálogo de PS4? Fácil: Los ejecutivos se dieron cuenta que la PS4 no era retrocompatible por lo que podían venderles de nuevo a sus usuarios los juegos más aclamados de PS3 con una que otra mejora técnica para disfrutar de la e x p e r i e n c i a d e f i n i t i v a de los títulos que ya habían comprado y jugado con anterioridad. Así fue como la PS4 se llenó de remasters y ports de juegos de no menos de 10 años de antigüedad. De ahí el apodo de PortStation 4. Una joya de nombre. Bajo esa iniciativa de revivir el pasado para recibir ganancias de él otra vez y combatir el mito de que la PS4 no tenía juegos se crearon antologías de franquicias y remakes de juegos queridos. Un estudio en Texas se especializó en este business: Bluepoint Games, quienes después de hacer un competente trabajo con la trilogía del Indiana Jones de Naughty Dog se llenaron de ambición para recrear una obra maestra del PS2. ¿Es el remake de Shadow of the Colossus igual de bueno que el original? LMAO ni idea. Nunca tuve un PS2 pero todo el internet dice que el remake respeta todo lo que SotC representa y lo trae de nuevo a las estanterías para que miles de personas que no disfrutaron del original en su momento lo hagan ahora. Por lo que me pude informar el juego se juega igual. Con eso me basta. Shadow of the Colossus es un videojuego con un diseño, como el gobierno de México, austero. No obstante, el juego aprovecha sus decisiones creativas para resaltar entre el resto y hacer todo bien, a diferencia de la Federación. La obra busca transmitir al jugador un sentimiento de fragilidad. El héroe no es Master Chief ni Doom Guy. Controlas a un joven que inconforme con el sacrificio de una chica de su aldea roba una espada mágica y emprende un viaje hasta el fin del mundo donde las leyendas hablan de un poder antiguo capaz de revivir a los muertos. No es "el elegido", no destaca en nada, apenas sabe empuñar la espada y disparar el arco, cuando pierde el equilibrio o un golpe lo manda al suelo se levanta lentamente porque su cuerpo no está preparado para soportar tales daños. Todas estas vulnerabilidades se refuerzan con los controles. Cuando se anunció el remake y se publicaron las primeras impresiones los fans de Fumito Ueda preguntaron si Bluepoint Games había respetado la sensación de los controles de muñeco de trapo. Decían que los trailers y gameplays del juego eran inútiles para confirmar la presencia de dicha característica porque era absolutamente necesario jugar en vivo y directo el título para experimentar los controles un saludo al Edd jaja #VuelveEdd. Y tenían razón. La interacción es la mayor y más única diferencia de este medio con respecto a las otras bellas artes. Los controles y la inercia del personaje jugable en Shadow of the Colossus se sienten raros porque el juego así lo desea, probablemente para darle continuidad a la idea de fragilidad y de que todo lo mostrado en pantalla forma parte de un mundo que existe sin importar la toma de corriente de la consola. El mundo está vacío. Literalmente es la pesadilla de cualquier diseñador de un sandbox moderno. No hay marcadores ni flechas en el mapa que apunten a algo. Las únicas construcciones son el castillo que sirve como Cantina de Mos Eisley del Lego Star Wars y unos pequeños altares dispersos que son simples checkpoints, todo lo demás son ruinas y arenas para luchar contra los colosos. No hay viaje rápido. No hay enemigos ni encuentros aleatorios. No existen las misiones secundarias ni NPCs con quienes hablar. No suena ninguna clase de música mientras cabalgas siguiendo el haz. El mundo es un vil páramo silvestre con ruinas de una civilización borrada por el tiempo... Lo peor de todo es que tiene su encanto y es igual de memorable que otros mundos ficticios porque el juego te exige explorar sus bosques, sus desiertos, sus playas, sus lagos, sus praderas, sus precipicios, sus cuevas y sus ruinas. En el remake se incluyó un modo Foto para tomar screenshots bonitas del juego. No aporta nada significativo a la aventura pero de vez en cuando la desolación del mundo cautiva tu retina y este modo es muy práctico para inmortalizar bellezas de fotogramas. Confieso que en las primeras horas llegaba tarde a mis encuentros con los colosos por andar de fotógrafo. Si el presidente tiene antojo de unas calientes fotos con equinos negros puede usar mi carpeta de screenshots. Fuera de joda, el juego luce majestuoso en ocasiones. La exploración del entorno es semejante a la del primer The Legend of Zelda. Me voy a llenar de pretención y también diré que los combates con los colosos son puzzles mejor implementados y más coherentes con su mundo que los de Twilight Princess y eso que SotC salió un año antes que dicho Zelda. Todas las sensaciones de heroísmo, hazañas de valor y aventura son mejores en SotC que en TP. ¿Entonces, bajo la lupa del primer Zelda, SotC es mejor Zelda que el propio Zelda de su época? La respuesta se deja como ejercicio al lector. Oh cierto. Los colosos. La matanza de estas criaturas son el núcleo del juego. Son titanes de formas variadas: un gigante, un caballo, una tortuga, una serpiente submarina, una serpiente terrestre, una serpiente voladora, una torre, un toro, un ave, etcétera. Como el héroe ni siquiera les llega a los talones (en el sentido más explícito de la frase) en fuerza y poder a tales rivales cada combate es una puesta en escena de David vs Goliath. En realidad cada coloso es un puzzle a resolver. Los controles de trapo se lucen en los combates porque de verdad te hacen sentir minúsculo y torpe. La música... A lo largo y ancho de la historia de los videojuegos podemos encontrar bandas sonoras meh, bandas sonoras OK, bandas sonoras buenas, bandas sonoras excelentes y la banda sonora de Ocarina of Time. Me llena de júbilo decir que el OST de Shadow of the Colossus está a catorce nanómetros de alcanzar a Ocarina of Time. Sí, así de buena es la música. La escucho cuando hago tarea y la recomiendo mucho. ¿Shadow of the Colossus es perfecto? No. Su principal problema es una de sus mayores virtudes e identidad: los controles de muñeco de trapo. La inercia de Wander es incómoda y puede volverse pesado tener que empezar a resolver el puzzle de nuevo por un error cuando el coloso se encuentra a cinco píxeles de caer. TL, DR: Shadow of the Colossus es un excelente videojuego pero Bloodborne sigue siendo mejor exclusivo y excusa para comprar una PS4. Recomendado.
×
×
  • Crear nuevo...