Jump to content

La comida que más odias


Publicaciones recomendadas

La verdad yo como de todo, cuando era pequeño recuerdo que odiaba comer caldos, en especial de res y espinazo, lo raro es que con la edad ahora me encantan, incluso suelo repetir plato o servirme un poco más de caldo 🤣 supongo que ya estoy viejo jaja 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • Respuestas 52
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Top Posters In This Topic

Popular Posts

Lo que yo odio son algunas cosas suavecitas que no tiene textura sólida. Pellejitos y cueritos. Por ejemplo, el menudo, la pancita, etc, no puedo comer eso. Simplemente no puedo.

Básicamente detesto lo mismo

Calabazas y chayotes... no los soporto. La panza de res, las patas de puerco, las mollejas y las tripas de cualquier animal.

Posted Images

La comida es un trámite, así que yo como lo que sea, que no haga mucho daño, lo único que evito en mis platillos son: las pasas y las aceitunas.

Aunque si me tocan en uno pues me las como y ya.

ponerse los moños con la comida es una mamada.

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Como tal odiar no, pero sí que no como nada de pescado/mariscos, nunca me ha gustado su sabor y siempre sufro cuando nos invitan a algún sitio donde sé de antemano que esa comida estará presente, suerte que siempre he podido pedir pollo o res en esos lugares, un diez para esos restaurantes que se acuerdan que no todo mundo come de todo y puede haber quien esté ahí por invitación y no consuma esos alimentos.

Otra cosa que no me gusta mucho son los lácteos y derivados, la leche sola no puedo con ella, la crema y el queso en los llamados antojitos mexicanos no me gusta, cuando le ponen a las enchiladas o tacos dorados no, nada más no puedo. Incluso cuando le ponen el queso a los frijoles que sé que a mucha gente le encanta yo no puedo comer eso. 

Las viseras tampoco me agradan, si acaso las tripas pero tiene que ser con alguien que yo sepa que las cocina y las limpia bien. Sesos, ojos, encurtidos de puerco, patas de puerco. Antes pensaba que podía comer de todo, pero cuando empiezas a estar fuera por trabajo o estudios te das cuenta que no, no es posible decir sí a todo.

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora

×
×
  • Crear nuevo...